domingo, 18 de septiembre de 2011

Relaciones intimas en las empresas

Buenos dias a tod@s, hoy voy a entrar con un tema realmente polémico y complicado. Las relaciones intimas e informales en las empresas.

Todos nos hemos preguntado alguna vez, cómo influyen este tipo de relaciones en nuestras organizaciones y de qué manera podemos preveerlas y gestionarlas.

A parte del morbo que despiertan este tipo de relaciones, debemos ser conscientes de las consecuencias o efectos que dejan en nuestras organizaciones.

La teoria del rumor, y todas aquellas disciplinas que se dedican al estudio de las redes de comunicacion entre seres humanos, tienen, en esta vertiente relacional, un amplio abanico de momentos a estudiar.

A todos nos han interesado alguna vez este tipo de relaciones en nuestra empresa. Quién no ha comentado alguna vez con su compañero o compañera, con sus jefes o con quien sea, aspectos relacionados con el tema que nos ocupa. Cuando me he dedicado a preguntar directamente sobre este tema a muchos de mis compañeros y compañeras de profesión, me he encontrado con cierto "fariseismo" y deseabilidad social. Todos ellos me han dicho que no tienen constancia de que existan este tipo de relaciones, eso sí cuando toca tomar una copa o una caña, siempre surge el comentario de; te has enterado de que....

En el dia a dia de las organizaciones nos podemos encontrar con empresas de todos los tamaños y de todos los sectores, con o sin departamento de recursos humanos, con o sin politicas claras de personal, etc. Pero en todas ellas nos damos de bruces con las redes informales y las toma de decisiones influenciadas por las redes de comunicacion informal o simplemente por las relaciones intimas informales dentro de la compañía.

Estos fenómenos son mucho más importantes de lo que pensamos, puesto que son fuente de malestar entre compañeros, de falta de credibilidad de los jefes, asi como ausencia de fundamentación en la toma de alguna decisión.

Este tipo de relaciones informales intimas en las compañías, pueden desarrollar efectos directos en el desempeño de las personas que las viven, y en el entorno de estas personas.

Habria que preguntarse, cuantas personas de nuestro mundo mas cercano, han bajado su rendimiento a consecuencia de vivir o sufrir una relación de este tipo. Vivir porque puedan ser protagonistas de ellas, o sufrir porque pueden sentir en sus propias "carnes" los efectos de dichas relaciones (mejora de salarios sin justificar, incumplimiento sistematico de objetivos del grupo al que esta adscrito, promociones internas injustificadas, agravios compartivos, aislamiento social, ausencia de compromiso, etc).

Todas estas acciones y reacciones, tienen su origen en los sentimientos. Esa cosa que nadie estudia en las organizaciones y que sin embargo es común a todos los seres humanos.

Desde que el mundo es mundo, los sentimientos subyacen a todas nuestras acciones. Segun muchos autores de la psicologia moderna (Petty, Caccioppo, Lewin, etc.), la conciencia humana dispone de varios niveles que se superponen entre si, y que se influyen, aunque se estructuran de forma jerárquica.

La emoción, es el nivel más profundo y el que energiza o fija las distintas creencias y conductas. Está en la cúspide de nuestra pirámide. Después encontraríamos el plano cognitivo, donde desarrollamos los razonamientos lógicos de la persona, y finalmente hayamos el plano conductual donde se dan las conductas observables del individuo.

El plano emocional, es lo que influye en todas ellas y que finalmente dirige y redirige nuestras decisiones. Es la que, en defintiva, inclina la balanza hacia un lado u otro, hacia una decision u otra.

Cuando en las empresas consideramos que no podemos tratar con las emociones ni tampoco gestionarlas, estamos cometiendo un gran error, puesto que las emociones son el engranaje más importante del ser humano.

El ser humano, basa su bienestar subjetivo en su bienestar emocional. Muchas personas buscan en sus empresas lo que no tienen en su vida personal, y por ende, la empresa se convierte en su vértice emocional.

Cuando esta situacion sucede, el sujeto no solo trabaja sino que vive en la empresa. Cuando hablamos de relaciones intimas, no solo hablamos de amor o relaciones sexuales, hablamos tambien de amistades profundas, grupos de amigos que se forjan en la empresa y relaciones paterno-filiales que se convierten en apadrinamientos informales.

Todas estas relaciones son causantes de cambios organizativos de toda índole.

Yo no tengo la respuesta y tampoco la busco en esta reflexión que comparto con todos vosotros.

Simplemente quiero poner la primera piedra en mi Blog de lo que se da en llamar; Psicologia Humana en las Organizaciones.

Es, simple y llanamente, desarrollar protocolos de análisis y actuaciones que nos lleven a conocer el estado real de las relaciones informales en nuestras compañías.

Hay que tener en cuenta que este tipo de relaciones pueden ser grandes aliadas en el desarrollo y crecimiento de nuestra empresa. En el establecimiento de una cultura corporativa sana y constructiva así como una gran influencia en el establecimiento de un clima laboral positivo que ayude a generar mejores resultados.

Tenemos el origen y sabemos lo que queremos conseguir. Solo nos falta desarrollar unas buenas herramientas.

Me gustaría conocer, en vuestras aportaciones, cuestiones relacionadas con el tema que nos ocupa. Es decir, experiencias personales o de gestión en las que os hayais encontrado con este tipo de relaciones y su impacto en la organización.

Me gustaría ampliar mi conocimiento sobre este tema, através de vuestras experiencias.

Espero vuestras aportaciones.

Un saludo y gracias¡

Jesus.G.Mingorance

Páginas vistas en total