lunes, 6 de febrero de 2012

Artistas, figurantes y derechos laborales. Un Régimen Especial. Especial. Un nuevo nicho de mercado para las ETT

Hola a tod@s,

Hace tiempo que no escribo en mi propio Blog, y debo disculparme.
El trabajo, las personas y el clima general, han conseguido apartarme de mi vocación, comunicar.

Hoy os traigo un tema árido, y nuevo. Pero quiero ahondar en él como ejemplo de lo que pasará, en tiempos venideros, con la inspección de trabajo y sus "objetivos" coercitivos y regulatorios.

En el pasado reciente, las personas que todos vemos en el cine y la televisión, y sobre todo, aquellos que se encuentran sin papeles relevantes o simplemente figuran, han sido objeto de servicios sin contrato, sin altas en la seguridad social y por supuesto, sin la seguridad legal de nuestro marco legislativo.

Esto ha ocurrido hasta el año 2010. Agencias y otras variedades de empresas de servicios, han dedicado su actividad empresarial a "esclavizar" en el sentido más estricto de la palabra, a cientos de miles de personas que salen en todas las series, programas y películas de la televisión.

Estas personas, eran enviadas a los rodajes, sin contrato, sin alta en la seguridad social, con alta (en los mejores casos) a traves de una agencia de azafatas o modelos, realizando un trabajo delante de las cámaras, por otro lado imprescindible, sin que ninguno de los derechos fundamentales recogidos en nuestra normativa laboral fuera respetado.

Esto ha pasado desde hace 50 años.

Lo peor de todo, como es lógico es la inseguridad jurídica de estas personas, de estos profesionales de la figuración, pero no es menos malo que las propias empresas que se servían de sus "servicios" utilizaran la coartada de la ilegalidad, para ceder personal sin contrato a un tercero (productora) que a su vez les dirigía como si fueran sus propios trabajadores. (Cesión Ilegal de trabajadores)

Y podríamos pensar que esto ha ocurrido en un sector que mueve pocas contrataciones, pero ha sucedido en un sector que es el tercer motor de la economía nacional. Sospechoso y escandaloso, cuanto menos.

Ahora, gracias a la acción  de la inspección de trabajo, desde hace más de 12 meses los figurantes y otros profesionales de las artes escénicas y televisivas, deben disponer de su alta en seguridad social y su seguridad laboral.

Esto, gracias a la intermediación de la inspección, ha sido posible por la entrada de las ETT en dicho mercado. Esta entrada, está asegurando que los profesionales de la figuración adquieran una cobertura legal y jurídica igual que el resto de los trabajadores. Asegurando la percepción de sus salarios y cotizando a la seguridad social.

Asimismo, se ha conseguido, que la cesión ilegal de trabajadores, tan propensa en este pais, haya sufrido su máximo revés en las últimas décadas.

Y esto, debe considerarse un aviso para navegantes. Dado que las empresas de servicios que no hagan sus deberes, y que realmente no dirijan los trabajos a realizar por sus "propios" trabajadores, verán como desde la inspección de trabajo (dado el antecendete) se les recorta su capacidad de acción.

Hoy no vale todo. No todo es el coste. Hay que respetar la normativa laboral. Y si la empresa objeto de mi servicio, dirije y ordena el trabajo de mis "propios" trabajadores, debe dejar de ser un servicio para convertirse en un trabajo realizado por una ETT (que es la única que puede ceder trabajadores a terceros).

Las agencias de Azafatas, y otras empresas, deberían empezar a replantearse su supervivencia y convertirse en ETT si quieren seguir cediendo personal a otras empresas.

Ojo. La inspección, trabaja.

Un saludo.

Páginas vistas en total