sábado, 30 de junio de 2012

Diario de un Consultor - Semana 2 - El Sesgo y el Factor Económico en la Gestión de RR.HH

Hola,

Sigo aquí. Aunque tarde vuelvo a escribir.
Ha sido una semana complicada. Trabajo y calor asfixiante en Madrid.

La Eurocopa de por medio y algunas entregas que debía hacer para mi cliente principal.

En esta ocasión hablaré del trabajo en si mismo.
Los retos que ocasiona, un día a día, como profesional experto y externo.

LOS SESGOS

Esta semana, he podido comprobar como funcionan los sesgos.
Cuando la persona que tienes de interlocutor o "jefe" en el cliente, te asigna un determinado perfil, parece que haces las cosas mucho mejor de lo que realmente las haces, o mucho peor de lo que realmente las haces.

Es curioso observar como nos dejamos llevar por nuestros conceptos a priorísticos, basados, inicialmente, en la "forma" o el "envoltorio" del regalo, frente al verdadero contenido.

Si un consultor le llamamos "senior" y además peina "canas", le atribuimos mucha más capacidad, por definición, que a un consultor que le denominamos "junior", aspecto juvenil y sensación de "recién llegado".

Este efecto, lo he comprobado yo mismo.

Una consultora, aspecto juvenil, "junior" en la tarjeta de presentación, pero desarrollando un gran trabajo, es dos veces, peor valorada, que, un consultor, en este caso, "yo mismo", con canas, y aspecto formal, con dos veces menos de concimiento en un tema en concreto.

En mi caso, la felicitación hacia mi trabajo y la escucha activa hacia mis posiciones han sido excepcionalmente abiertas, y en el caso de la consultora "junior", a pesar de su saber hacer (mejor que el mío en esa cuestión), la censuraron y a veces incluso "ridiculizaron", simplemente por la etiqueta previa que nos habían "colgado".

Este sesgo, que todos los que nos dedicamos a la gestión de personas, creemos tener superado, como he podido comprobar, actúa de forma devisiva en todas las personas, incluidas aquellas que tienen una trayectoria profesional "intachable" en el ámbito de la gestión de personas. Ellos mismos desarrollan y aplican ese tipo de a priorismo a la hora de ejecutar su trabajo y valorar el que hacen los demás.

Conste que a ninguno de los dos consultores en cuestión, junior o senior, los conocían ni tuvieron contacto con ellos en tiempos pasados.

Por tanto, la imagen y el formato, son excelentes vehículos para mejorar un mensaje.
Son extraordinarios facilitadores que mejoran la capacidad de interiorización (Petty y Caccioppo  1990)

Cuando hablamos del "Branding Personal", estamos desarrollando habilidades que nos permitan contruirnos un formato a nosotros mismos, atractivo y que "enganche" a los demás.

Los psicólogos tenemos la absurda idea de querer desarrollar teorías para todo. Queremos explicar todo, y a veces, re explicamos lo ya explicado.

Cuando ponemos de moda, el "Branding Personal", estamos hablando de cosas que ya tenemos re estudiadas y re explicadas en la literatura profesional del siglo XIX y XX. Por no decir, todos los pensadores de la época romana y griega, que desarrollaban estos pensamientos antes incluso de que existieran los términos que lo definieran.

ALIENANTE

La labor de un consultor, es absolutamente apasionante, aunque a veces, como ya he dicho en otra ocasión, alienante.

Alienante, porque nunca vemos el proyecto en su conjunto con una visión histórica, para poder observar su impacto y resultado. No solo vivimos del corto plazo.

Mentes abiertas, como las de los consultores, deben y buscan, el fin de lo que hacen.

Nos conformamos con la "satisfacción del cliente", y el "resultado" a corto del proyecto implementado, pero en el fondo, sabemos que nos encantaría poder realizar un seguimiento concienzudo para observar de primera mano los aciertos y los errores y actuar sobre ellos.

LA GESTIÓN ECONÓMICA, FACTOR DECISIVO EN LA DIRECCIÓN DE PERSONAS

Esta última semana, ha sido muy estresante, demasiada carga de trabajo, prisas y quizás falta de reflexión.

Espero que la semana que me espera, sea mucho más productiva y pueda cumplir con todos y cada uno de los objetivos que me marqué el pasado viernes.

Hasta ahora, he ido cumpliendo mis etapas. Ya estoy con la importancia del factor economico en una organización. Un responsable de recursos debe conocer y dominar una cuenta de resultados, cuentas de explotación, e interpretar las variables y ratios que son fundamentales de cara a controlar el gasto de personal, optimizar la eficiencia y obtener los resultados fijados en la organización.

En definitiva, el responsable de recursos humanos, tiene que ser capaz de hacer más con menos. Motivar e implicar, racionalizando el coste.

Esta es la principal tarea que debemos asumir en estos días. (y en el futuro, por supuesto¡)

Un saludo.

Jesus.

domingo, 24 de junio de 2012

Semana 1 - Diario de un Consultor

Hola a tod@s,

Tal y como prometí, empiezo a entrar en el meollo de mi semana como consultor. Quería escribirlo a diario pero como comprendereis más adelante, me resulta poco menos que imposible.

Suena el despertador, las 6.45 horas.
Me levanto. Ducha, aseo matutino, breve repaso a la prensa por internet y cojo mis bártulos.

Ordenador portátil, "trole" con todo lo que necesito, mis dos teléfonos móviles, llaves del coche, llaves de casa, llaves del garaje, llaves de la oficina, y finalmente, salgo por la puerta de mi domicilio. (previamente me despido de mi mujer que está preparándose para ir al trabajo)

En mi cabeza repaso las tareas básicas del día, citas y "compromisos".

Hoy en día, por lo menos en mi caso, los consultores no solo "aplicamos" proyectos sino que también vendemos, gestionamos nuestras propias ventas, imprimimos nuestros propios documentos de presentación y si hace falta nos llevamos la impresora a casa para seguir imprimiendo.

Bien. Cojo el coche, y me pongo en dirección al cliente.
Atasco matutino. Mientras espero, pacientemente, sintonizo Cadena 100 (es mi emisora favorita con Javi Nieves y Mar Amate). Bueno sintonizo e intento desconectar de lo que me espera.

Llego al cliente, y me pongo a trabajar. Desde el minuto cero.

Umm. En mi caso no hay pausa para el café ni nada que se le parezca. Tengo que dedicar todo mi tiempo a trabajar, puesto que por ese motivo el cliente ha contratado una bolsa de horas en las que me exige plena dedicación.

Pongo los cinco sentidos.

Os comentaré que en este cliente estoy realizando una labor de sintesis y organización de todas las políticas de recursos humanos de la compañía en España. significa mucha lectura, conocimiento de la empresa, y sobre todo, aprendizaje constante en cuanto a procesos de trabajo internos dentro del área de recursos humanos.

Es una tarea ingente, ardua y laboriosa.

Dan las dos y media de la tarde. Decido ir a comer.
Comer solo no es mi fuerte asi que acabo picoteando algo y subiendo de nuevo a la oficina. En total, unos 30 minutos.

Reanudo mi trabajo y no levanto la vista de mi objetivo hasta que no puedo más.

Suena mi telefono en varias ocasiones. Más presión. Debo vender otro proyecto como sea, pero tengo una disyuntiva. Si estoy en el cliente que me exige absoluta dedicación, como y cuando voy a preparar o incluso, contactar con un futuro cliente?.

Cuando llevas más de 8 horas seguidas trabajando, empiezan a pesarte los ojos, si llevas lentillas, se pegan al globo ocular, y sino llevas lentillas, se enrojecen. Mi pensamiento empieza a ser bastante lento. Noto como me duele la espalda, tengo las piernas cansadas y mis dedos ya no son tan ágiles por el teclado.

Sería el momento de levantar el campamento y dirigirme a descansar, pero la vida de un consultor no es fácil y por ese motivo debe ser el primero en llegar y casi el último en marcharse. Tened en cuenta que se le exige más que a nadie puesto que "lo están pagando" y por esa razón debes estar al 200%.

Si solo fuera por el cliente en cuestión, podría llegar a entender la situación, pero las cosas en España no están bien y las empresas a veces deshumanizan todo lo que tocan (una verdadera antítesis de lo que debería ser). Esa deshumanización hace que creamos que las personas son recursos que deben estar 100% activos durante todo el día, enfocando y desenfocando, siendo "polivalentes", palabra de moda en muchos sectores, y haciéndonos creer que la polivalencia consiste, fundamentalmente, en poder o saber hacer dos o tres cosas a la vez.

Alguien conoce a superman? yo no.

Siempre he pensado que la cabeza, y más en el trabajo que desempeño, debe estar despejada para pensar con claridad. No podemos diversificar la atención en el mismo punto y en el mismo momento, porque no haremos ninguna de las tareas correctamente.

Polivalencia, bajo mi punto de vista, es saber hacer algo q es complementario a mi desempeño diario. Poder asumir nuevas tareas o posiciones en las que se requieren nuevas competencias que he adquirido con el paso del tiempo. Eso es ser polivalente.

Polivalente no es ser y ni pretender ser el hombre orquesta que toca a la vez diez instrumentos sin equivocarse.

Primera lección de la semana. No soy "polivalente" según el concepto actual.
Seguna lección de la semana.No lleves lentillas si eres consultor, puede que no puedas despegarlas de tu ojo.

Como digo, no todo es malo, al contrario, con este trabajo aprendo todos los días algo nuevo. Sino fuera por la deshumnización, sería el oficio más interesante y gratificante del mundo. Estudias diariamente, piensas y te pagan por aportar ideas. Quién da más?

Bajo mi punto de vista, el trabajo que estoy desempeñando en el cliente, en la actualidad, es ingente y atractivo. Visionas y aprendes políticas de recursos humanos de una gran compañía. Tengo la oportunidad de sugerir mejoras y trabajar en aquello que me apasiona.

Esta es la parte  positiva de la semana. APRENDER.

Bien, una vez dan las ocho de la tarde o nueve, procedo a recoger mi oficina ambulante.

Cojo el coche, y pongo rumbo a casa. Mientras, despacho con mi jefe. Intento localizar a algún posible cliente. Redacto en mi mente alguna propuesta que debo presentar. Oganizo mi calendario de trabajo e intento buscar huecos para otras actividades.

Llego a casa. Sobre las 22.00 horas, no antes, Saludos, cena, y sofá. En esta parte es donde me pierdo, porque no me acuerdo de nada.. me quedé dormido.

A lo largo de esta ultima semana, esta ha sido mi vida diaria. Unas 12 horas en el cliente, algo menos, 30 minutos para comer, presión y mucho aprendizaje..

Espero seguir con vosotros la semana que viene..

Jesus.

Páginas vistas en total