lunes, 16 de diciembre de 2013

Un toque personal; lo que he aprendido a vivir¡

Ahora que finaliza el año, toca hacer balance o al menos una pequeña reflexión sobre todo lo acontecido durante este 2013.

Creo que de estos 365 días destacaría lo que he aprendido a vivir.

Debo reconocer que hasta hace no mucho tiempo, mi forma de ver la vida era algo parcial.

Es cierto, cuando llega un bebé a tu vida, ésta cambia. Pero ese cambio no debe ser considerado como algo negativo, porque cualquier cambio, de la naturaleza que sea es un foco de oportunidades.

Hay veces que tenemos miedo a lo desconocido, a lo que no controlamos, y por eso somos tan resistentes y hacemos casi siempre las mismas cosas, de la misma manera y con las mismas personas.

Pero si una cosa he aprendido con un bebé en mi vida es a no controlar todo lo que pasa, a estar dispuesto a lo desconocido y a sentir la incertidumbre en todos los poros de mi piel.
Inseguridad, desconfianza, miedo, son emociones que he descubierto y que tenía “controladas” en mi vida controlada. Cuando participo en alguna formación en la que se habla de la “zona de confort”, de la necesidad de salir de ella para desarrollarme, me río por dentro porque hasta que no he puesto un bebé en mi vida no he sabido realmente lo que significaba.

Yo, que me dedico a la consultoría, y entre otros muchos proyectos, trabajo en la formación, me he dado cuenta de la potencia que tiene “vivir la experiencia”. Es cierto que pocas charlas, jornadas y simposios te cambian la vida. Creo que la única fuerza que de verdad puede cambiarte, es la que ejerce la propia vida mediante la experiencia.

Ensayos e intentos como la programación neurolingüística son meros artificios concretos que no
sirven realmente para prepararte ante un cambio de paradigma vital. Es cierto que hay muchos cerebros, de muchas personas, que están preparados para asimilar más cambios que otros. Y creo que es cierto que a través del entrenamiento de habilidades, podemos conseguir moldear ciertas peculiaridades o necesidades de nuestro carácter.

Pero creo sinceramente que aprender a vivir el cambio solo se puede producir a través del cambio. Salir de esa zona de confort no es un acto consciente porque en realidad no estaríamos saliendo de ninguna parte. Es la verdad del Perogrullo, si salgo de mi zona de confort, dónde estoy realmente?: en mi zona de confort.
Bien, cambiarte la vida es lo que hace que adquieras nuevas habilidades y subas un peldaño más en tu desarrollo personal.
Después de mi propia experiencia, en la que mi hija Paula ha tenido todo que ver, reconozco que entiendo el por qué un escritor o un artista deben tener una profunda vida. Un extenso bagaje de experiencias. Unas buenas y otras malas. Porque sin ellas no serían creadores.
Este año 2013 me ha dado la oportunidad de conocer nuevos mundos. Sentirme perdido, sumido en la incertidumbre, y ansioso por recobrar el control. A día de hoy, creo que he subido un peldaño más en mi corta vida personal. Me he desarrollado y he conseguido ver las cosas de otra manera.
A través de una experiencia vital intensa, emocional y pasional, he interiorizado el autoconocimiento emocional, la capacidad de anticipar, la lectura de los demás, el espacio creador, y en definitiva, he ido un paso más allá en mi desarrollo personal y profesional.
No es nada trascendente. Son datos concretos, comportamientos concretos, estilos de percepción concretos.
Lo que me ha dado este 2013, aparte de varias realidades objetivas y muy emocionantes, es una escuela de aprendizaje, un máster de la vida, en el que he podido aprender a;

·         Gestionar conflictos

·         Comunicar eficazmente

·         Desarrollar mi autoconocimiento emocional

·         Ser más empático

·         Planificar

·         Gestionar proyectos

·         Aumentar mi autoestima

·         Recibir y dar Feedback

·         Gestionar el tiempo

·         Negociar

·         Delegar

·         Persistir

·         Motivar

·         Liderar

·         Analizar y solucionar problemas
Y un largo etcétera de habilidades y conocimientos que aunque entrenados con anterioridad, no habían sido interiorizados hasta que los he vivido de forma experiencial.

En los programas de desarrollo de potencial o desarrollo directivo se adolece de demasiada carga conceptual y poco elemento experiencial. No es lo mismo trabajar, simular una situación o simplemente llevar a cabo tu responsabilidad que encontrarte en un momento en el que realmente la situación te supera, no puedes controlar y debes comenzar a aprender/cambiar.
Llevar al límite la experiencia realmente enseña y es generadora del cambio de actitudes. Hoy recordaba multitud de experimentos y estudios en los que se estudiaba el cambio de actitudes. Sinceramente creo que dichos cambios, estables y profundos, que permiten o generan el cambio de una actitud, son posibles, siempre y cuando nos encontremos ante una situación real, experiencial, muy fuerte emocionalmente, en la que no tengamos la sensación de control.
Tener a Paula me ha permitido tantas cosas y vivir tantos momentos inolvidables que para mi, este año 2013 que termina ha sido el año en el que más cosas he aprendido en lo que va de vida. Una experiencia real, emocionalmente muy fuerte, en la que no tengo la sensación de control, me ha permitido desarrollarme e interiorizar determinados mensajes y actitudes que hasta la fecha solo los había entrenado.
Gracias 2013, por darme un poco más de vida.

Un saludo y feliz navidad a tod@s.
Jesús García Mingorance

miércoles, 4 de diciembre de 2013

El #INTRAEMPRENDIZAJE, la Gestión del CONOCIMIENTO y otras hierbas..

Comparto con tod@s vosotr@s mi participación en el primer FORO de #INTRAEMPRENDIZAJE, organizado por @INAP_ES.

En el marco de esta jornada, también se ha presentado el #ecosistemaINAP, que es el resultado de aplicar y “aterrizar” una estrategia de gestión del conocimiento en una organización. En este caso en una organización pública.

Podría dedicar muchas páginas a resumir lo acontecido en dicho evento pero baste para decir que entendí lo que significaba el concepto: INTRAEMPRENDIZAJE y su relación con el #ecosistemaINAP.

Porque en muchas ocasiones ponemos “nombres” a determinadas ideas que quizás son poco o nada entendibles para la mayorías de las personas.
Ahora os estaréis preguntando qué tiene que ver el INTRAEMPRENDIZAJE y la Gestión del CONOCIMIENTO?.

Pues bien, en el marco de unas jornadas en las que se ha analizado y desarrollado  dicho concepto, se ha “lanzado” el nuevo Ecosistema Social y de Conocimiento de INAP, que no es otra cosa que una herramienta muy potente para crear las condiciones necesarias en las que los empleados públicos y los ciudadanos en general, puedan adquirir la cultura de colaborar, compartir y conectar.
Y esto tiene que ver con el INTRAEMPRENDIZAJE porque dicho “palabro” no es otra cosa que emprender dentro de una organización. Romper con lo establecido. Propiciar el cambio. Generar la transformación.

Lo novedoso del asunto radica en que en el ámbito privado se tiene por algo “seguro” la existencia de estos intraemprendedores (colaboradores emprendedores) pero en el ámbito público se tiene como algo muy raro. Y en el camino de conseguir una administración adaptada a los nuevos tiempos, se han dado cuenta de que necesitan de esos INTRAEMPRENDEDORES en la administración para liderar y construir proyectos que conecten a la sociedad con el sector público.
Es decir, consiste en empezar a dar el protagonismo a aquellos que “rompen” con las reglas establecidas e intentan “innovar” mediante nuevas experiencias que tienen por objetivo modernizar y mejorar ostensiblemente el servicio que prestan las administraciones públicas, y en concreto, las españolas.

A lo largo de esta jornada, hemos visto ejemplos de intraemprendedores espectaculares como; Guillermo Yáñez (@G_Yanez), Alberto Ortiz de Zárate (@alorza), David Rey Jordán (@davidrjordan), Miguel A. de Bas (@madebas), Pablo Macías (@pabmaci), Víctor Almonacid (@nuevadmon), Juan Carlos González (@JCGongon), Virginio Gallardo (@virginiog), Jesús Martínez (@jesusmartinez), Juan Merodio (@juanmerodio) ó Carlos Fernández (@policia).
Todos ellos, junto a otros intervinientes han sido el claro ejemplo de lo que significa liderar y emprender dentro de una organización (ya sea pública o privada). Son elementos tan importantes que pueden cambiar el curso de la historia de la empresa o administración en la que se encuentren.

Casos concretos de cambio por el #intraemprendizaje?
Tenemos a Carlos Fernández, Community Manager de Policia Nacional que ha liderado y lidera un cambio en la comunicación de la Policía para con los ciudadanos mediante el uso de distintas herramientas sociales, entre ellas Twitter. Con el uso de esta herramienta han conseguido ser la policía más seguida del mundo por la utilidad de sus informaciones y sus contenidos.

Otro claro ejemplo de #intraemprendizaje es el de Guillermo Yáñez , Jefe de Contratación de la Diputación de Soria, y referente en el ámbito de la contratación pública electrónica en España. Creó e implementó procesos electrónicos adelantándose a la directiva Europea que exige este tipo de contratación para el 2018.
Víctor Almonacid es otro claro exponente. Líder de COSITAL y miembro influyente e inspirador en la administración pública española. Alimenta y gestiona uno de los Blogs más influyentes en materia de administración pública centrada en las corporaciones locales.

Jesús Martínez , líder del programa COMPARTIM, en el que encontramos la buena práctica más excelente en estructuras colaborativas profesionales. El programa COMPARTIM de la generalitat catalana es el referente para muchas personas que nos dedicamos a la gestión del conocimiento y su aplicación en las organizaciones.

Podría seguir citando experiencias y nombres pero quizás la extensión de este artículo sería inasumible para cualquier persona que quisiera enfrentarse a él.
Pero volviendo al tema que nos ocupa. Qué es lo que tienen en común el INTRAEMPRENDIZAJE y la Gestión del Conocimiento aterrizada a través del Ecosistema Social y de Conocimiento de INAP?

Han tenido que ver y mucho, puesto que un #intrameprendedor por excelencia es Juan Carlos González (@JCGonGon), Subdirector General del INAP y líder indiscutible del #ecosistemaINAP.
He tenido la fortuna de colaborar como Consultor Externo en la conceptualización y diseño de este programa y debo reconocer que me he encontrado con un empuje y una motivación que sorprende para los que no trabajamos en la administración pública.

El #ecosistemaINAP es un concepto disruptivo, que rompe reglas, y verdaderamente innovador. Es el aterrizaje más novedoso que conozco de una estrategia de gestión del conocimiento en las organizaciones. Incorpora no solo el elemento social (que permite la interacción entre usuarios) sino que incrusta una herramienta, a mi modo de ver, importantísima: el banco de conocimiento.
Asimismo, su vocación no es hacia dentro,  por y para su organización, sino que pretender ser la marca o el referente donde todos los empleados y ciudadanos relacionados con la administración puedan relacionarse, conectar, compartir y crear conocimiento.
Todo ello con el objetivo de obtener mejoras, eficiencias y experiencias que logren una administración más cercana, más adaptada, y más conectada al ciudadano.

Además de esta vocación global, se puede configurar el sistema como un entorno personalizado, seguro y privado, en el que las distintas administraciones, o grupos de empleados, pueden customizar y personalizar su espacio con el fin de interactuar en la medida y modo que ellos quieran.
Pueden incorporar aplicativos de sus propias organizaciones a modo de intranet social y laboral. También es posible desarrollar e incrustar aplicativos de todo orden que permitan la generación colaborativa de conocimiento (más allá de los propios foros, comunidades e hilos de debate) como por ejemplo; gestor de versión documental, pizarra on-line, multichat en vídeo, canal streaming, y un largo etcétera que le hace diferenciarse de cualquier proyecto o iniciativa con objetivo similar (en este caso se me ocurre @Novagob)

Y este proyecto no solo transforma la forma en la que se comunican los empleados de @INAP_ES sino que cambia la manera en la que se enfoca la administración en su propia organización interna, asumiendo el carácter colaborativo de las redes sociales como vehículo para transportar y crear el combustible actual del mundo: el conocimiento.
En resumen…

Creo que esta experiencia que hoy se ha presentado bajo las jornadas de #INTRAEMPRENDIZAJE organizadas por @INAP_ES es un verdadero exponente del cambio que deben asumir las administraciones públicas en España para adaptarse a las necesidades actuales del ciudadano.
Es un proyecto de un #INTRAEMPRENDEDOR que puede ser un modelo en otras organizaciones.

La pertinencia, por tanto, del “lema” de estas jornadas es absoluta. Un proyecto rompedor #ecosistemaINAP, es un ejercicio de EMPRENDIMIENTO de la organización liderado por una persona intraemprendedora. Que rompe moldes y salta barreras.

Primera lección: las personas son las que traducen en valor las tecnologías.
Segunda lección: sin intraemprendedores las organizaciones no son innovadoras.
Tercera lección: el cambio es liderado por los intraemprendedores que son los que a su vez impregnan con la nueva cultura a los demás.
Cuarta lección: la administración pública debe subirse al cambio, pero no al cambio por el cambio, sino porque el cambio actual es un Cambio de Época.
Quinta lección: el futuro es nuestro presente.

Toda la información de estas jornadas la tenéis en www.inap.es. Encontraréis el vídeo de toda la jornada en la mediateca de esta página Web. Asimismo os invito a entrar en el Ecosistema a través de su entorno social (medio ambiente).
Para mí ha sido, y espero que sea, un proyecto de referencia en mi expertise profesional, puesto que la iniciativa partió de cero absoluto y se ha convertido en un concepto absolutamente innovador.

Un saludo a tod@s.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Alianza Popular; un renacimiento a la vuelta de la esquina

Hace más de dos décadas José María Aznar tomó el control de la antigua Alianza Popular y se propuso liderarlo y llevarlo hacia el Centro político. Un viaje que no estuvo exento de dificultades y que procuró integrar todas las sensibilidades ideológicas del centro derecha español.

Liberales, democristianos, conservadores, reformistas, centristas de Adolfo Suárez, y un sinfín de tendencias se dieron cita con éxito en las elecciones de 1.996. En ese momento, el Centro-Derecha español consiguió unirse, aspirar con solvencia a la presidencia del gobierno y llegar a ella tras un pacto con los nacionalistas catalanes y vascos (entre otros).
Durante los años de Aznar como presidente del gobierno, el PP, que así se le denominó a la concentración del centro derecha español en el congreso de re-fundación de Alianza Popular (allá por los principios del año 90), consolidó su proyecto político y vertebró de forma cohesionada y sin fisuras al espectro político conservador, liberal y de centro.

Hubo intentos de escisión por aquellos que consideraron “débil” al nuevo Alianza Popular, a saber; el diputado Ramallo y algunas personas más, que finalmente no tuvieron éxito.
Otros, iniciaron aventuras regionalistas, como el PRIM (el partido regionalista independiente de Madrid), y últimamente, algunos, incluso se han atrevido con distintas plataformas ciudadanas como la del ayuntamiento de Torrelodones (apoyada por un Ex Senador del PP), también, en la comunidad de Madrid.

Pero el artículo que ahora construyo  tiene que ver con sucesos, a mi modo de ver preocupantes, que pueden dejar entrever la ruptura de la unidad en el Centro Derecha Español.
Las escisiones o intentos de algunos en las épocas pasadas o no tuvieron éxito o si lo tuvieron lo hicieron en un recorrido temporal relativamente corto (probablemente lo suficiente como para “colmar” el apetito político de los rupturistas).

Hoy en día, el “caldo de cultivo” es propicio para que alguna aventura de estas características tenga éxito y fragmente el Centro Derecha.

La desafección política provocada por la acción del gobierno a través del incumplimiento de su programa electoral (justificado o no, el programa es percibido por el militante y votante del PP como un contrato y su quebranto puede significar la desaparición de la confianza) y las sucesivas declaraciones poco contundentes, a juicio de algunos, sobre temas tan candentes como; Cataluña, ETA, y otros temas algo menos relevantes, dan como resultado un “caldo de cultivo” propicio para que estas iniciativas puedan llegar a buen puerto.
Es más, el experimento de Ciudadanos en Cataluña, ha demostrado que un partido político puede disputarle el “caladero” electoral, de igual a igual, al Partido Popular.

Bien, con todo, hoy nos hemos levantado con la baja voluntaria de Santiago Abascal, militante, Ex Diputado del PP y fundador de DENAES (Fundación orientada hacia la defensa de la nación española).

Esta baja se suma al discurso encendido de Alejo Vidal-Quadras, otrora líder del PP Catalán que obtuvo los mejores resultados de la historia de este partido en aquella Comunidad y que defiende un cambio en la política del gobierno.

El discurso que estos dirigentes enarbolan se podría tildar de “recuperación de valores” del centro derecha español, aunque pone especial énfasis en “la unidad de España, el carácter reformista, y el liberalismo económico” que fueron identidad propia del PP a instancias del equipo de Aznar allá por la década de los 90.
Critican la inacción de muchos dirigentes que en “la sombra” critican y promulgan la necesidad de un cambio interno en el PP.

Entre esos dirigentes que hablan pero que no actúan, según algunos correligionarios de Alejo Vidal y Santi Abascal, se encuentra Da. Esperanza Aguirre, la cual, tras el “famoso” paso a atrás, se muestra y se posiciona pero en realidad “no se mueve”.
Esta corriente de opinión, liderada por Alejo Vidal-Quadras, Santiago Abascal y algunos históricos del PP y de Alianza Popular, ha comunicado a la dirección nacional del PP sus temores y disensiones en torno a la acción de gobierno del partido. Mediante cartas y escritos han puesto de manifiesto su disconfort dentro de esta organización política, e incluso, han materializado dicho sentimiento convocando actos y eventos fuera de la disciplina del PP pero contando y movilizando a los militantes del PP.
Está claro que estos movimientos no son “gratuitos” y que convocar a afiliados del Partido Popular a un acto donde se “habla” de “ruptura”, “ultimátum”, y un largo etcétera de verbos que significan separación pone, a quién más y a quién menos, sobreaviso ante esta situación.

Creo que la dirección del PP lo sabe, es muy consciente de este movimiento, y creo que ellos creen que la mejor acción es la inacción.
Con este panorama donde nos encontramos con la plataforma de “Ciudadanos” queriendo abrir brecha a nivel nacional; a la Sociedad Civil de Mario Conde intentando penetrar en la sociedad; y por último, vemos con expectación estos movimientos internos en el PP que probablemente producirán, en mi opinión, la escisión del ala más conservadora del Centro Derecha, nos enfrentamos a una situación de inestabilidad política futura de dimensiones incalculables.

Alguna de estas opciones, por no decir todas, abandera las primarias y la democratización interna de los partidos. Este mensaje va directamente dirigido hacia todos los desafectos que ven en los partidos, y en este caso en el PP, a cuadros estables, inflexibles, en los que los sénior se jubilan en la silla y los junior entran sin la menor experiencia (caso flagrante el del ayuntamiento de Madrid) provocando un “tapón” del talento en el que los “mejores”, tal y como le gustaba decir a Jose María Aznar, no se encuentran dentro de los cuadros dirigentes.
Con este escenario, pienso que aparecerá una alternativa política escindida del PP, a la derecha del PP, con los valores de Alianza Popular, y con posibles adhesiones realmente sorprendentes.

Lo malo de todo esto, es que por mucho que se anuncie y que se sepa que va a ocurrir, la inacción suele ser la receta “modo automático” que los partidos suelen aplicar. No sé si en este caso surtirá efecto.
Quién nos dice que el Partido Liberal o el PDP no podrían volver?.

Sinceramente, que el PSOE y el PP atraviesen por sendas crisis de identidad, es tan grave o más que España cuestione su propia unidad. Bajo mi punto de vista, no es bueno que un país esté a merced de pactos multilaterales en los que prima el interés personal sobre el general.
Un parlamento fragmentado, un centro derecha dividido, puede dar como resultado la ingobernabilidad del país. Harían bien los dos grandes partidos en empezar a escuchar a la sociedad y reformar, para empezar, sus propias estructuras.

Los congresos a la búlgara (acabamos de asistir a la “heredera” del trono de “Griñán”), la perpetuidad en la dedicación a lo público (no puede ser que un señor o señora no haya conocido actividad privada en toda su vida laboral), y el clientelismo o “red de intereses creados” generan corrupción (a la vista está que salpica a sindicatos y partidos con macro-estructuras, cuasi hereditarias, etc) y desafección entre los ciudadanos.
En mi opinión, los cambios tecnológicos, las redes sociales, la forma en la que nos relacionamos, están cambiando las personas en su forma de pensar y percibir el entorno. Hoy vivimos conectados, colaborando de forma activa, donde la opinión cuenta, donde el individuo participa, donde se siente escuchado por “el mundo” a través de la red.

Estos cambios, han configurado un “nuevo ser humano” que busca en la participación al instante, su forma de vida, y la política no puede ser ajena a esto.
Creo que las macroestructuras en cualquier organización humana, jerarquizadas y burocratizadas, desaparecerán, para convertirse en conexiones, más o menos horizontales, donde la interlocución esté al mismo nivel. Donde el instante inmediato marque la rutina.

Hay que empezar por algo: modifiquen de una vez la ley electoral, ábranse a la participación ciudadana, inserten nuevas formas de colaboración, cuenten con las personas, mueven a sus cuadros, abran paso al talento, dejen abiertos los oídos y escuchen. Introduzcan la tecnología.

Sencillamente apuesten por una democracia participativa porque la sociedad lo demanda.
Creo, sinceramente, que nos enfrentamos a una de las peores crisis de nuestra democracia; primero fue la económica y ahora toca la social.

Jesus Garcia Mingorance

 

 

 

miércoles, 13 de noviembre de 2013

El liderazgo en las organizaciones: tendencias en un estudio global

He tenido la ocasión de participar en un evento organizado por @AEDIPECentro, en el cual, Right Management presentaba un informe sobre la situación del Liderazgo en las organizaciones a nivel mundial.

Como primeros titulares lanzaron la siguiente idea: para potenciar y trabajar el liderazgo en nuestras empresas, debemos comenzar a realizarlo de una forma “holística” y “personalizada”, desterrando programas generales de desarrollo directivo.

En este sentido, nos dejaron otro titular que creo muy interesante: las empresas, a lo largo y ancho del mundo, ponen como “excusa” para no implementar nuevos programas o  estrategias de desarrollo; el aumento de costes y del tiempo de ocupación que suponen estos programas.

No es de extrañar que en los resultados de este informe se obtengan esos dos titulares, puesto que nos estamos moviendo en un entorno de crisis global, donde las cuestiones que no son “core” del negocio pasan a un segundo plano y la visión más extendida en la gestión de las organizaciones se centra en el control del margen de beneficios a través de la palanca de los costes.

Por otra parte, el estudio que han presentado, nos dice varias cosas interesantes (y que creo nos encontramos día a día en las organizaciones):

1º.- La mitad de las empresas creen que sus directiv@s y emplead@s no están preparados para afrontar los retos del negocio en los próximos 12 a 24 meses

2º.- Para conseguir revertir esta situación el 78% de las empresas a nivel mundial consideran que primero deben identificar a los emplead@s que destacan por su rendimiento (no por su potencial)

3º.- Con el objetivo de entrenarles mediante experiencias (simulaciones y movilidad internacional) y capacitaciones en habilidades/contenidos/etc y obtener personas preparadas para afrontar los retos del futuro (no como en la actualidad)

4º.- Sin embargo, aunque dicen que más del 40% de las empresas creen que los planes de sucesión son claves o serán claves en su organización, solo el 25% los tiene desarrollados (y habría que ver cuántos los tienen implementados) SIC

5º.- En otro orden de cosas, las organizaciones consideran que el líder de hoy debe poseer las siguientes características: orientado al cambio, visión global, actitud colaborativa, integridad e influencia. Eso sí, todo ello mediatizado por la selección que se hace de estos líderes; su rendimiento (resultados de negocio por encima de su potencialidad)

6º.- En cuanto al futuro, ven al líder (sobre todo en Europa) como: orientado al cambio, visión global, capaz de retener y desarrollar, creativo y ágil en el aprendizaje. Por tanto, podemos inferir que en la actualidad, los programas que trabajan el liderazgo en las organizaciones no están alineados con lo que las propias organizaciones piensan que pueden necesitar en el futuro. Absolutamente congruente con la idea de que más del 50% de las empresas no creen que sus directiv@s y emplead@s estén preparados para afrontar los retos de su negocio en los próximos 12 o 24 meses.

7º.- Finalmente en la línea congruente con los datos o pinceladas que acabo de presentar, las organizaciones muestran que el éxito de sus programas de desarrollo se mide a través del impacto en los resultados del negocio a corto plazo (58%), por una mejor retención y desarrollo de los equipos de trabajo (56%), por un mayor compromiso (54%) y por una adecuada promoción interna (52%).

Causa impacto observar como el índice “Satisfacción del cliente” queda en un irrisorio 16% (muy pocas empresas lo utilizan para valorar el éxito de un programa de desarrollo), absolutamente incongruente con las políticas y vocación de las organizaciones: dar satisfacción a quién compra sus productos.

En definitiva, bajo mi punto vista, las organizaciones están centradas en el “aquí y ahora”. El corto plazo dirige sus decisiones. No miden otros impactos que no sean los económicos y la deshumanización del entorno empresarial parece cada vez más evidente.

Si algo nos está dejando esta crisis, en casi todo el mundo, es el concepto global del negocio centrado en el negocio. Olvidando, en mi opinión, que el negocio está construido por personas, consumido por personas y sustentado por personas.

Otro dato realmente impactante y que lo he dejado para el final, tiene que ver con el llamado “Aprendizaje Social”.  Con este concepto, los impulsores del estudio engloban a aquel aprendizaje que se realiza fuera de los entornos normalizados y estandarizados de las empresas; redes sociales, redes corporativas, wikis, mooc’s, etc.

En este sentido, ni el 5% de las organizaciones piensa que debe “pensar” en implementar estrategias que vayan en este sentido. Esto significa que las organizaciones están considerando que las actividades sociales que sus empleados realizan en la “nube” no aportan valor (ni siquiera económico) a la compañía.

Bajo mi punto de vista, las organizaciones no pueden permanecer ajenas ante el cambio de paradigma del aprendizaje motivado por la tecnología. Nuestros cerebros, nuestras actitudes han cambiado, y actualmente no necesitamos interiorizar contenidos, habilidades o estrategias.

En realidad, necesitamos desarrollar redes de conexiones que nos permitan acceder a todo lo que necesito para desempeñar mi trabajo, produciéndose en el camino, un aprendizaje de carácter informal que las organizaciones deberían aprovechar para establecer sus propios ecosistemas sociales y de conocimiento que les permitan atesorar y rentabilizar económicamente todo el conocimiento y la creatividad que lleva, tanto implícita como explícitamente, cada organización.

Me ha sorprendido, de forma muy negativa, el dato que se ha presentado en este aspecto. Cuando se piden lideres globales, con visión, orientados al cambio, colaborativos e influyentes, no podemos “construirlos” sino contamos con las herramientas que hoy en día hacen posible dichas habilidades.

Las estrategias clásicas de formación e implementación de culturas organizativas, bajo mi punto vista están dejando paso a Ecosistemas Sociales y de Conocimiento que se construyen a sí mismos, entrenan a los individuos de forma constante, y producen los líderes que cada organización necesita.

Si desde las organizaciones, consentimos quedarnos fuera de esta realidad, seguramente habremos firmado nuestra propia defunción a medio o largo plazo.

Jesús Garcia Mingorance

P.D. No he podido encontrar el estudio para ponerlo a vuestra disposición. En cuanto lo tenga, pongo el link para descargarlo¡¡

P.D.2. En este link tenéis la noticia publicada en @AedipeCentro http://www.aedipecentro.org/fotografia-mundial-del-liderazgo-2/

 

lunes, 28 de octubre de 2013

Carta abierta a mi hija Paula; “se lo debemos todo, descansen en paz”

Hola Paula, solo tienes 3 meses y esta es la segunda carta que te escribo. No sé si lo leerás algún día, pero como internet es así, estoy seguro de que ahí quedará para que la abras cuando quieras.

Hoy te escribo porque quiero que seas consciente de que vives en España y en esta sociedad porque muchas personas como Miguel Ángel Blanco dieron su vida sin pedir nada a cambio.
Sé que te sonará raro, porque ni yo mismo sé si cuando leas esto podrás entenderlo, pero me conformo con que dediques algún tiempo a reflexionar sobre lo que a continuación te escribo.
Tú sabes muy bien que Papá trabaja por y para las personas. Intenta mejorar sus vidas a través de su trabajo y procura hacer algo bien cada día. Es difícil, pero lo intento. Sabes por qué? Porque quiero que vivas en una sociedad mejor.
Te voy a hablar aunque te parezca aburrido, de la Responsabilidad Social Corporativa. Pues bien, según el Observatorio de la Responsabilidad Corporativa, “la RSC es la forma de conducir los negocios de las empresas  que se caracteriza por tener en cuenta los impactos que todos los aspectos de sus actividades generan sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general. Ello implica el cumplimiento obligatorio de la legislación nacional e internacional en el  ámbito social, laboral, medioambiental y de  Derechos Humanos, así como cualquier otra acción voluntaria que la empresa quiera emprender para mejorar la calidad de vida de sus empleados, las comunidades en las que opera y de la sociedad en su conjunto”.

Las organizaciones, con este tipo de políticas, se autoimponen su responsabilidad como agentes que influyen en la sociedad. Asumen su responsabilidad e implementan estrategias que van en la dirección de la mejora social y de su entorno más inmediato.
Este ejemplo de responsabilidad, deberías tomarlo como un ejemplo a seguir por todos y por todas. Desde el ciudadano más común hasta el político más relevante. Nadie debería obviar su responsabilidad social.

Es evidente que la sociedad de hoy (en la que tú tienes 3 meses) ha cambiado, no sé si tiene mucho o nada que ver con la sociedad del franquismo o de la etapa constituyente. En teoría somos los mismos, vivimos en el mismo lugar, hablamos las mismas lenguas, y luchamos cada día por nuestras familias.
Sin embargo, parece que tenemos tendencia a olvidar determinados daños “colaterales” que se han ido produciendo a lo largo de estos casi, 40 años de democracia, y a olvidarnos de cuál es nuestra responsabilidad. (Recuerda Paula que estamos en el año 2013)

Sorprende ver como la sociedad en su conjunto, representada por los partidos políticos, tiene la capacidad de olvidar, de desentenderse de algo que ha contribuido decisivamente a su propio bienestar.
 Es curioso observar como algunos ciudadanos de este país, pasan página sobre cuestiones que demandan responsabilidad social corporativa.

Me río, a veces, querida hija, de la palabrería que se utiliza en contra de las organizaciones, del “daño” que hacen a la sociedad, del “capitalismo” y sus males perniciosos, del gobierno del estado del bienestar, porque esas personas que dicen esas cosas, olvidan fácilmente lo difícil que ha sido llegar hasta aquí y la cantidad incalculable que les debemos a todos los que murieron por España, por su Sociedad y por nuestra Libertad.
Sencillamente hipócrita. Sencillamente terrible. Sencillamente deleznable.

A lo largo de estos casi 40 años de democracia, hemos tenido la oportunidad de cambiar las reglas del juego. La sociedad lo pedía, no por un arrebato de venganza, sino por un deseo de justicia.
No olvides querida hija que aquellos que delinquen son elementos que actúan en contra de la sociedad, y es la sociedad la que debe juzgar con qué pena queda satisfecho su delito. Este principio de Justicia, no se ha respetado de forma sistemática, por miedo?, por hipocresía? , no lo sé, Paula. Simplemente, te puedo decir, que el pueblo habló en muchas ocasiones y los gobiernos miraron hacia otro lado.

40 años son muchos años para cambiar las cosas, es cierto cariño. Como ciudadano me hubiera gustado que me preguntaran, en honor a mi responsabilidad social, qué quería hacer con las penas de los delincuentes, de aquellos que olvidaron un día que eran corresponsables de esta sociedad.
Ahora Paula, tod@s se indignan. Se muestran solidarios y responsables, pero por acción o por omisión han dejado (hemos dejado) que Inés del Río, asesina, salga a la calle, que los violadores de Sandra Palo, salgan a la calle, que el violador más reincidente de la ciudad condal salga a la calle, y que tantos y tantos otros individuos que han cometido actos en contra de nuestra sociedad salgan a la calle.

Paula, “Podrá ser legal, pero no es justo.”
Qué sociedad, con qué reglas del juego, te voy a dejar? Cómo voy a explicarte que personas que fueron condenadas a cientos de años de prisión están en la calle? Qué ejemplo puedes seguir si desde las propias instituciones, con las actitudes y posicionamientos que toman, incitan al incumplimiento de las reglas?

Qué valores puedo enseñarte si desde las instituciones educativas no te exigen respeto y sacrificio? De qué modo podré decirte que España es un país seguro cuando violadores y asesinos salen a la calle con la impunidad y el horror de saber que lo volverán a hacer?
Con qué gesto te digo que los políticos, y ciudadanos, durante más de 40 años “lo dejaron” pasar, y la sangre derramada no sirvió de nada? Cómo podré pedirte que te preocupes de tu entorno, que seas responsable corporativamente hablando, si ni siquiera respetamos a aquellos que dieron la vida por nosotros?

Cómo puedo pedirte que ayudes a tu vecino, si nadie se mueve por cambiar las cosas que vivimos? De qué modo puedo explicarte que tu futuro está en tus manos, si cada vez que alguien promete y no cumple, ni siquiera se sanciona? Cómo puedo decirte que vivimos en un país justo cuando hay niños y niñas que solo pueden hacer una comida diaria, ésta la hacen en sus coles?
 En qué sociedad vivimos que permite recortes a la dependencia, a las vacunas de los lactantes, al pago de medicamentos, a cuestiones tan primitivas que no sabría ni cómo explicar?

Cómo puedo explicarte que nuestros políticos no son corruptos si no hay día que no nos levantemos con un escándalo más, otro más de esto, otro más de aquello? De qué forma te diré que respetes las reglas, si cuando viene el albañil a nuestra casa me espeta aquello de, con “iva” o sin “iva”?
En qué clase de sociedad vivimos que permite excarcelar a terroristas, asesinos múltiples, violadores, asaltantes y ladrones reincidentes? Cómo podemos estar tranquilos ante tal desorden?

Sencillamente no tengo respuestas. Yo también formo parte de esta sociedad, y quizás he contribuido a crearla, pero sé que puedo hacer algo. Desde mi pequeña responsabilidad social corporativa, desde mi pequeño entorno social, puedo hacer algo.
A ti hija mía sólo quiero que veas mi camino. Lleno de dificultades, de injusticias y pesares, pero también lleno de valores.

Valores como la libertad, la igualdad, y la solidaridad. Practicados día a día. Defendiendo aquello en lo que creo. Dando ejemplo, no aceptando injusticias ni delitos.
Paula, hija, si algún día lees esto, puede que no haya conseguido nada, pero hoy, me propongo, firmemente, seguir luchando por aquello en lo que creo. Sin miedo a nada, con la cabeza muy alta, con el corazón, con el alma y con la vida.

Lo hago por todos aquellos que dieron su vida por España, por la libertad y por la democracia. Lo hago porque creo en una sociedad justa, donde el pueblo tenga la palabra.
Lo hago por ti, mi vida. Porque quiero que seas feliz. Porque quiero que seas buena persona.

No todo es dinero, poder o triunfo. Hay mucho más.
Tal y como dijo Javier Fernández Aguado hace unos días frente a un auditórium repleto:

“No todo lo legal es lícito, ni todo lo lícito es legal.”
Por ellos Paula, para que no los olvides, para que estén siempre en tu memoria. Por las víctimas de asesinos, violadores y terroristas. Que dieron su vida por una sociedad más justa.

Obremos en consecuencia.

Un beso.
Jesús García Mingorance
28 de Octubre de 2013.

viernes, 11 de octubre de 2013

Mi primera publicación..

Hace poco, como tod@s sabéis, fui padre. Mi primera vez y mi primera hija.
Escribí sobre lo que significaba para mí la “injustica de ser padre” y aquellos momentos de rebelión intelectual contra lo que se predicaba en la sociedad y lo que realmente pasaba cuando tu paternidad se hacía realidad.
 
Hoy me toca escribir sobre mi primera vez en otra cosa; mi primer libro.
Si soy sincero nunca pensé que pudiera escribir más de 20 páginas seguidas, de hecho, en mi debe se encuentra la expresión escrita. Supongo que ahora os preguntaréis por el hecho mismo de escribir en este blog..
A decir verdad, una de las técnicas que utilizo para mejorar mi expresión escrita es el Blog. Me obligo a escribir, al menos, un artículo al mes. Elijo un tema que domine y procuro intentar comunicarme con nitidez.
 
Cada vez que entro en el Blog, releo algunas cosas que he escrito e identifico fallos, errores o simples espacios de inexpresión, para después corregirlos y así mejorar en mi expresión.
Apoyo esta técnica con la lectura de un ejemplar al mes, generalmente de novela o libros que son de interés científico para mí. No siempre lo cumplo, pero si sumo todo lo que leo (aunque sea de diversas fuentes) puede que llegue al objetivo que me marco. 
 
Bien, el objeto de este post es el de anunciaros que el pasado día 3 de Octubre, se presentó, en Madrid, la colección INNAP INNOVA, en la que he tenido el placer de colaborar con el título: “Gestión del Conocimiento e Innovación”.
Como bien dice en la sinopsis, “en nuestra sociedad actual se está produciendo una profunda transformación del conocimiento. La gestión de este conocimiento es vital para que la Administración pública esté en consonancia con los cambios producidos en la sociedad. Los fundamentos de la gestión del conocimiento deben estar actualmente presentes entre los responsables de la Administración pública. Un exponente de que la gestión del conocimiento genera valor se pone de manifiesto cuando la Administración pública ve cómo esta gestión tiene por resultado una considerable reducción de costes en este ámbito y la generación de nuevos servicios, resultantes de dicha gestión.
Los fundamentos de la gestión del conocimiento deben estar actualmente presentes entre todos los responsables de la Administración Pública en beneficio de toda la organización”
 
Como os podéis imaginar la experiencia que contamos en este libro está englobada en un proyecto liderado por @INAP_ES el cual ha apostado por la gestión del conocimiento como herramienta de cambio y adaptación a las nuevas exigencias del entorno.
 
@INAP_ES quiere contribuir en la mejora de la cohesión social y participa de la búsqueda de una democracia de alta calidad, basada en unos servicios públicos eficientes, sostenibles, optimizados y de calidad.
 
Mediante la aplicación de una estrategia de gestión del conocimiento, @INAP_ES pretende establecer el marco ideal para lograr los objetivos de transformación de la administración que anteriormente he planteado.
 
En esta publicación encontraréis un resumen muy detallado de los distintos modelos que se están aplicando en la gestión del conocimiento, así como experiencias, tratadas sintéticamente, tanto de organismos públicos como privados de todo el mundo.
 
En definitiva es un libro fácil de leer, manejable y con el contenido necesario para entender y posicionarte en la difícil tarea de gestionar el conocimiento en una organización.
 
Si tenéis interés en esta publicación, os dejo el enlace de la editorial. http://www.netbiblo.com/content/l538l7/?p=ef2c1510e29b498f8317ec046111b8a0&pi=4
 
También se puede adquirir en Amazon e Itunes.
 
Aprovecho para dar las gracias a María Ruiz, Co-Autora de esta publicación, que sin su conocimiento y experiencia no hubiera sido posible alumbrar esta nueva criatura editorial.

Espero vuestras opiniones y deseo que os guste mi primera experiencia escritora.

Un saludo a tod@s..

 

jueves, 12 de septiembre de 2013

Sé inteligente

Hace poco tiempo, tuve la oportunidad de preparar una charla sobre la Inteligencia Emocional aplicada al mundo de las ventas.

Como tod@s sabemos la inteligencia emocional es, en palabras de Salovey y Mayer (1990), “una forma de inteligencia, social, que implica la habilidad para dirigir los propios sentimientos y emociones y los de los demás, saber discriminar entre ellos y usar esta información para guiar el pensamiento y la propia acción”.


Es, por tanto, esa “inteligencia” que muchos de nosotros criticamos; aquella que justifica frases tales como; “por qué estará fulanito de tal en ese puesto?” respuesta, “porque es un pelota, porque es amigo del jefe”, ó en el mejor de los casos, “porque se sabe mover, se relaciona muy bien, etc”.

Es social y tiene que ver con nuestros sentimientos.
Pero es curioso observar como en la sociedad actual, y de forma histórica en casi todas las sociedades, los sentimientos son eso que no queremos expresar. Eso que muchas veces ocultamos y nos guardamos para nosotros mismos.

Da la impresión de que el sentimiento es “el paria” y todo lo contrario de nuestra “inteligencia”. Es  típico escuchar aquello de “piensa con la cabeza¡¡” o “prefiero lo racional” o “no te dejes llevar por el corazón¡¡” y un largo etc como si la parte emocional de nuestro ser fuera una carga.
Esos “clichés” sociales están tan dentro de nosotros mismos que ni siquiera nos damos cuenta de que los tenemos a flor de piel. Claro ejemplo fue, como comenté antes, esa charla en la que me vi con 20 vendedores de una reconocida marca editorial y en la que tenía perfiles profesionales muy elevados.. sin embargo sus respuestas y sus comportamientos se asemejaron al “cliché” social y ni ellos mismos se daban cuenta de ello.

Cuando se les puso en la situación de “cliente” se comportaron de forma emocional, premiando aquello que les hacía “sentir” bien… pero cuando se ponían en la piel del “comercial” no eran capaces de ver más allá de un producto, un precio, unas características, todo ello muy poco emocional.
Muchos pensareis ahora mismo que vosotros no sois así, que lo que cuento es una verdad de Perogrullo, pero sinceramente cuando actuamos en la vida nos dejamos llevar por nuestros clichés e intentamos arrinconar todo aquello que suene a emocional, que muestre un atisbo de debilidad (otro cliché, por cierto..).

El ser humano es emocional, racional y conductual. No existimos sin que existan estas tres características y no somos nada sino presentamos los tres aspectos.
Ser consciente de lo que siento, manejarlo y aprovecharlo es lo que nos hace mejores.
No luches contra ello. Sino puedes con el sentimiento, únete a él. Por más que lo ocultes, intervendrá en tu comportamiento y lo que es peor, jugará en tu contra.
Vender es vender experiencias. Al producto se le suponen las características.

Sentir es lo que debemos conseguir. Hacer sentir es nuestro objetivo.
Actúa con inteligencia.

Otro día hablaremos de cómo los resultados de una empresa tienen que ver con el estado emocional de sus empleados.. y de cómo podemos mejorar los números en ventas y márgenes actuando de forma emocional..

Un saludo,

lunes, 9 de septiembre de 2013

2024: una nueva oportunidad?

El pasado sábado, cuando Madrid fue apeada de la carrera olímpica, muchas personas mostraron su indignación, rabia y enfado por no entender dicha decisión.
Otras, de repente, tenían la respuesta al por qué Madrid no sería olímpica (casualmente a esas personas, en la jornada previa, solo les escuché decir las grandes posibilidades que tenía Madrid).

Por otra parte, ya estamos buscando culpables; que si el CIO, que si los franceses, que si el tiempo, que si, que si..
Bajo mi punto de vista, lo que tendríamos que hacer es lo que se hace en todas las empresas; recopilar, analizar, deducir, concluir y resolver.

Si uno no sabe por qué ha perdido, probablemente no sepa cómo ganar.
Si buscamos culpables en el exterior en vez de mirar en el interior en busca de errores (no de culpables) quizás es seguro que volveremos a tropezar en la misma piedra. Si seguimos haciendo las cosas igual, obtendremos siempre, el mismo resultado (Albert Einstein).

Deseo que este análisis se esté realizando y que probablemente en cuestión de unos meses tengamos la solución a nuestro problema.
Aunque quizás sea mucho confiar, puesto que las decisiones que incumben a un país, que influyen en la imagen de marca del conjunto y que pueden tener impacto en la economía nacional suelen tomarse más por el “pálpito” político que por el análisis técnico.

Qué se debería hacer en el futuro?
Bajo mi punto de vista, la inversión que supone presentar una candidatura olímpica no es comparable con los beneficios que aporta, incluso sin ganarla.
Madrid, desde que lo intenta, pone en el mapa a España, a nivel global, cada cierto tiempo. Promueve la imagen de marca, y nos hace trabajar en torno a un proyecto común.

Creo que se dan las circunstancias económicas (en la presentación del próximo proyecto España estará en mejores condiciones), políticas (toca Europa, hay más ciudades europeas interesadas y ante una dispersión del voto, podemos obtener beneficio) y sociales (las personas) para que España vuelva a presentar a su ciudad capital, Madrid, como ciudad candidata a albergar los Juegos Olímpicos del 2024.
Considero que el proyecto debería ser muy ambicioso, transformador, ilusionante, con hitos nunca conseguidos. En el que los patrocinadores tengan un lugar de privilegio, contando con todos, con las mejores marcas, y con las personas (nuevo modelo de patrocinio social e innovador).

España como nación, necesita de proyectos comunes que se sitúen por encima de las ideas y las posturas políticas. Cohesión, unidad, y solidaridad, son los valores que se aportan en un proyecto de esta naturaleza.

El coste que supone su presentación es irrelevante en contraste con los beneficios que se obtienen, durante la preparación, en la elección y si se gana, con su posterior ejecución.
Una candidatura fuerte, solvente, financiada, co-participada, y apoyada a nivel político como un proyecto de país, junto con la coyuntura olímpica en la que "toca Europa" y en la que se presentarán distintas ciudades de la potencia de París, Roma o Berlín dividiendo el voto, me permite pensar en porcentajes de éxito razonables.

Por todo ello, sin datos y sin respuestas, solo con un análisis voluntarista y meramente deductivo, apoyaría la presentación de Madrid como ciudad candidata para la celebración de los Juegos Olímpicos del 2024.
 
 

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Madrid 2020; la fuerza de la ilusión.


Este artículo tiene una clara intencionalidad: apoyar a la candidatura de Madrid 2020.

Hace unos años, tuve la suerte de vivir de una forma muy especial, aunque de forma tangencial, la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2012.

Por aquella época, estaba trabajando para el Ayuntamiento de Madrid en un área muy cercana a las personas que por aquel entonces coordinaban la candidatura.

No voy a aburrir con mis experiencias en aquellos días, pero sí que os diré que yo percibí un convencimiento muy importante acerca de las posibilidades de Madrid en aquella primera intentona.

Ahora, Madrid vuelve a lanzar la moneda al aire y esperemos que esta vez salga “cara”.

Y no digo “cara” con segundas, como podrán pensar algunos, puesto que para mí la organización de unas olimpiadas no dejan de ser una inversión rentable tanto a corto como a medio y largo plazo (ahí tenemos el ejemplo de Barcelona 1.992).

Bajo mi punto de vista, lanzar esa moneda significa que no existe una absoluta seguridad del por qué ganan unas y pierden otras. Esto no es como un examen al uso. Aquí no hay aprobados ni notas, ni tampoco segundas oportunidades. No hay una tabla de respuestas donde puedas ver en qué te has equivocado o por qué fulanito de tal ha conseguido ser la elegida.

Este juego del olimpismo es cuanto menos oscuro. Nadie sabe realmente cuáles son los parámetros que utilizan para tomar sus decisiones y mucho menos nos atrevemos a pedir que las justifiquen (faltaría más).

Por todo ello, presentarse a este tipo de carreras no deja ser un ejercicio similar al de ·”echar una moneda” en una máquina y “jugársela”, puesto que puedes tener una candidatura sobresaliente y no llevarte “el gato al agua”.

En esta ocasión Madrid presenta otro proyecto, una vez más, de matrícula de honor. En 2012, era un proyecto de categoría, con inversiones, espectacular, alucinante, número uno, pero.. finalmente nos apearon.

Si soy muy muy sincero, espero que esas “gestiones” que se realizan con los miembros “cio” hayan servido, en esta ocasión, para que la moneda pese más (ahora que nos dedicaremos al juego..) y caiga del lado de Madrid.
 
 

Porque Madrid se lo merece. España lo necesita. Y los ciudadanos necesitamos creer.

Porque no nos engañemos; alguien desde fuera podría darnos ese empujón de ilusión que tanta falta nos hace. Hoy más que nunca, la candidatura olímpica es la candidatura de la ilusión, el punto de inflexión, la salida del túnel, una nueva oportunidad para creer en nosotros mismos.

Después de estos largos años de crisis política (corrupción), social y económica, Madrid, y España, necesitan estos juegos para recuperar el optimismo.

Algunos dirán que es la mejor oportunidad para que esos que se dedican “al rapiñeo”, vuelvan a “meter la mano en la caja” y llevarse lo que no es suyo.. pero yo creo, que por encima de eso, está la ilusión.

Madrid 2020, la fuerza de la ilusión. Yo creo en los Reyes Magos, Papá Noel, y lo que haga falta, porque una meta alcanzable, de altas cotas y de gran satisfacción, puede que nos haga felices a todos que falta nos hace.

Por encima del dinero, la ilusión. Por encima de la ilusión, nada.
A ver si sale “cara”.

Un abrazo a tod@s y suerte.

Jesús García Mingorance

Páginas vistas en total