martes, 12 de marzo de 2013

Experiencias: "Adoptando una estrategia de gestión del conocimiento en la Administración Pública"

Hola a tod@s,

Este es el primer artículo de una serie que pretende explicar mi experiencia personal en la implantación y desarrollo de una estrategia de gestión del conocimiento en la Administración Pública del Estado.
Primera Etapa: Adopción del concepto.

En palabras de María Ruiz, "es un hecho que vivimos en una sociedad donde el valor productivo está en el conocimiento y que se requiere todo un proceso de cambio cultural, organizativo y procedimental para apropiarnos del mismo y capitalizar su valía en lo que se ha denominado “economía del conocimiento”. " (María Ruiz, 2013)

La estrategia de la Unión Europea 2020 recoge este concepto y apunta como objetivo prioritario que  “Europa ejerza liderazgo, compita y prospere como una economía basada en el conocimiento, conectada, más respetuosa del medio ambiente y más inclusiva, capaz de crecer de forma rápida y sostenible y de generar altas tasas de empleo y de progreso social” (Comisión de las comunidades europeas, 2009).

Con este planteamiento, el nuevo equipo del Instituto Nacional de la Administración Pública, liderado por Manuel Arenilla (Director), redacta y publica un Plan Estratégico 2012 - 2015, en el que, entre otros, destaca el siguiente objetivo general: "Generar conocimiento y reflexión de alta calidad para la toma de decisiones y el diseño de políticas públicas". (Plan Estratégico INAP, 2012)

Una vez que la institución decide, desde sus más altas instancias, adoptar una estrategia centrada en la gestión del conocimiento, orienta a toda la organización hacia dicho objetivo.

La implicación en la toma de postura, y su posterior desarrollo, es un factor decisivo en las probabilidades de éxito de este proyecto (o de cualquier otro).

Que la dirección sea la que lidere de forma entusiasta los planes o proyectos que "lanza", es una necesidad indispensable para que se llegue a buen fin.

Seguda Etapa: De concepto a estrategia

Una vez adoptado el enfoque y desarrollado este objetivo general, el Instituto Nacional de la Administración Pública plasma en su plan estratégico, una serie de "estrategias" con sus respectivas medidas que pretenden operativizar la adopción del enfoque "gestión del conocimiento".

Estas medidas pasan por múltiples acciones, pero me detendré en dos en las que estoy particularmente interesado: el desarrollo del Banco de Conocimientos del Instituto, y la Red Social Profesional.

Estas dos herramientas, son los ejes sobre los que pivotará la puesta en marcha de una política del conocimiento.

Generando las condiciones adecuadas, los entornos y las herramientas tecnológicas, el INAP puede construir un ecosistema social y de conocimiento, al servicio del propio instituto y de las demás administraciones públicas.

La visión que se tiene de este proyecto, va más allá de un mero servicio de carácter interno, hacia el propio INAP, sino que sale hacia fuera, como prestador/creador/impulsor de contenidos y buenas prácticas en las administraciones públicas.

Pretende ser el gestor/creador del conocimiento que permita generar una democracia de alta calidad.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Continuará... 

Jesus Garcia Mingorance

Páginas vistas en total